Limpia tu Karma y aumenta tu Dharma

sufrimiento, budismo, karma, dharma, meditación


Los 4 pensamientos esenciales que giran la mente hacia el Dharma


El budismo nos enseña estos cuatro pensamientos deben tenerse en cuenta para romper con la rueda del samsara.

En el budismo tibetano se enseña que existen cuatro pensamientos que se deben tener presentes para liberarse del sufrimiento que genera la ignorancia. Estos pensamientos son esenciales en las prácticas preliminares que preparan al practicante para el vajrayana, el estudio y la práctica del tantra, el camino veloz hacia la liberación. Se conocen como los cuatro pensamientos que giran la mente hacia el dharma y también como los cuatros pensamientos que liberan a la mente del samsara (o la existencia ilusoria). Podemos pensar en ellos como la leña que enciende la pasión de la compasión, el deseo de liberarse de todo deseo y la luz que permite ver las cosas como son (esta es de hecho una de las definiciones de lo que es el dharma: la realidad, ver el mundo tal como es).
Gyatrul Rinpoche en su comentario a la presentación de la Unión del Dzogchen y el Mahamudra de Karma Chagme, traducido al inglés como Naked Awareness dice que para lograr el estado de omnisciencia de la iluminación y liberarse del sufrimiento es necesario primero enfocarse en los Cuatro Pensamientos que Hacen Girar a la Mente.


1. La preciosa vida humana

El budismo enseña que la vida humana, pese a estar inmersa en el samsara, es la más preciosa oportunidad para practicar el dharma y buscar la liberación. Dentro de los seis diferentes reinos en los que se puede renacer este es el más propicio para practicar el dharma, incluso más que el de los dioses, quienes también están sujetos al karma. Si no aprovechamos esta vida y practicamos el dharma es muy probable que tengamos que esperar mucho –y sufrir otro tanto– antes de que tengamos otra oportunidad de romper con el ciclo hipnótico del samsara (el ciclo de muerte y renacimiento, enfermedad y vejez).

Gyatrul Rinpoche dice que la vida humana es como un isla fértil sobre el océano del samsara. La isla es muy fértil pero tiene muchas plantas venenosas y espinosas y piedras que deben cortarse para poder aprovechar la tierra. Tiene todas las condiciones necesarias para producir una rica cosecha, sin embargo está flotando asalvo sobre el océano sólo por un rato.

Actualmente en nuestras presentes circunstancias estamos en una isla muy fértil. Esta es una buena isla –nuestra presente vida humana– sin embargo debemos de darnos cuenta que la tenemos por un muy breve momento. Dedica tu tiempo de manera efectiva y significativa, para que puedas reconocer lo que es virtuoso y lo que no lo es, y adopta aquello que sí lo es y evita lo que no lo es.
El gran sabio recopilador de la esencia de las tradiciones budistas del Tibet,

Jamgon Kongtrul, dice en su Recordatorio de la Práctica del Shanapa (el linaje secreto de maestros kagyu):

Tener las ocho libertades y las diez favorables condiciones en esta forma humana es mucho mejor que ser un dios; es como si un hombre muy pobre encontrara una joya. .. Es difícil encontrarla por más de un momento. Es impermanente como una burbuja, seguro que desaparecerá pronto. Por ello, nada más que el Dharma es de utilidad.

Guru Rinpoche Padmasambhava en el tema traducido como Natural Liberation por Allan Wallace nos exhorta a meditar en la preciosa existencia humana como si estuviéramos en un lugar privilegiado en una montaña, mientras innumerables seres sufren, a la vez que notamos que estamos apunto de caer. “He obtenido actualmente lo que es difícil de obtener, no hay tiempo que perder, porque seguramente caeré de aquí pronto”. Meditando en ese estado entonces surge la pregunta sobre qué es lo que puede impedir que uno se desplome de este lugar precioso pero amenazado por un peligro inminente. Y eso es, cultivar la compasión para obtener la iluminación y así poder liberar a todo los seres sensibles que viven atados por su ignorancia al samsara y todos los cuales han sido alguna vez en esta rueda interminable nuestros padres y madres.


2. La muerte y la impermanencia

“Si no piensas en la muerte y en la impermanencia, la conciencia de que no hay tiempo que gastar no surgirá en tu flujo mental, y sucumbirás ante la lasitud y la pereza, sin contemplar el Dharma”, dice Guru Rinpoche. Sin esta presencia constante de la impermanencia de todos los fenómenos podemos pasar el tiempo persiguiendo placeres efímeros y cuando llegue la muerte tendremos una mente ignorante que no logrará reconocer lo que se conoce como la Luz Clara, que es la verdadera naturaleza de nuestra mente, igual al espacio, la fuente de todos los fenómenos. Esto nos mantendrá en el ciclo del samsara. Dice Jamgong Kongtrul:


El universo, este mundo externo,
Será destruido por el fuego y el agua.
Las cuatro estaciones, meros momentos, vienen y van.
Todo es impermanente, sujeto a los cuatros fines.
Nunca ha habido una persona que no haya muerto.
La vida y el aliento son como el rayo y el rocío.
Ni siquiera es seguro cual vendrá antes.
Mañana o el siguiente mundo.
Si sólo pienso en el dharma pero no lo practico,
los demonios de la distracción y la pereza me aplastarán.
Ya que me iré de este mundo desnudo y
sin posesiones debo practicar el supremo dharma sin retraso.

3. Karma

 

El tercero de los cuatro pensamientos que llevan hacia el dharma, es el karma o la acción y sus consecuencias. El budismo enseña que la vida humana es privilegiada para entender los mecanismos del karma, esto es, la ley de la causa y el efecto, la cual está inscrita en cada acto y no depende de ningún juicio o intervención externa para realizarse. La diferencia entre la causalidad como la entiende la ciencia moderna, es que la visión del karma budista considera que todo los actos — físicos, de pensamiento y de palabra– generan una consecuencia en relación a la intención que la mente imprime. Entender el karma es comprender la legalidad del universo, la forma en la que opera la mente y la naturaleza. Un entendimiento que a su vez nos coloca dentro de un orden, nos permite literalmente actuar con conocimiento de causa y ser responsables de nuestras vidas.

 
Dice Jamgon Kongtrul:



Al morir, todos, incluso un monarca universal,dejan poder e influencia atrás.
Me interno yo solo al más allá.
Los efectos de mis actos me siguen como la sombra sigue a mi cuerpo.
Experimentaré los efectos de todos mis actos.
No experimentaré los efectos de las acciones que no he realizado.
Mis acciones siguen evolucionando en los resultados que experimento.
La virtud inevitablemente madura como felicidady el mal como sufrimiento.
Estoy aquí sólo por un momento, pero el samsara es largo y sin final.
Para evitar producir mi propio colapso, debo e aceptar el principio de acción y resultado.
Particularmente, debo seguir mis compromisos y ninguna falencia oscurezca mi experiencia.



4. Los defectos del samsara

 

El cuarto punto es meditar sobre la naturaleza del samsara, esta forma de existencia cuya característica principal es el sufrimiento. Se dice que el samsara es esta región donde todos los fenómenos y objetos que deseamos, pensando que recibiremos de ellos gran placer, son como gotas de miel sobre la hoja de una navaja… es por la gran ignorancia que prevalece en la mente samsárica que aún así perseguimos estos placeres. Mientras sigamos existiendo en un mundo condicionado, donde existe la muerte y el renacimiento, no podremos ser felices, es por ello que renunciar al samsara es el principio de la práctica del Dharma (esto no significa renunciar al mundo y entrar en un retiro permanente, significa renunciar a la percepción ilusoria y buscar firmemente la sabiduría). De nuevo Jamgon Kongtrul:

Desde la cima de la existencia hasta las profundidades de tormento, de arriba a abajo, as regiones del samsara son como una caldera ardiente o como un follaje de navajas.
Ninguna oportunidad de felicidad surge verdaderamente.
Hasta ahora he vagado por el samsara.
La ignorancia, la confusión y el mismo samsara no han llegado a su fin.
Ahora que comprendo esta intolerable infelicidad una feroz determinación surge en mí.
Entro en el camino de la libertad y la felicidad verdadera y sigo la libertad del linaje de maestros para despertar plenamente es esta vida.

Acuario – Viernes 21 de julio 2017: Hay un aspecto astral que imparte un tono alegre

 

En muchas latitudes del planeta comienza a regir hoy viernes el signo de Leo. Este viernes el tono es alegre y compasivo, donde antes veías imperfecciones o defectos ves ahora cualidades positivas y te concentras más en las cosas buenas que estás viviendo o has vivido, que en las negativas. Esa actitud es la que te ayudará a sacar adelante tu vida amorosa y social. El modo imperante en tu horóscopo en estos momentos es muy satisfactorio, acuariano.

Amor
La Luna se mueve al signo de Cáncer y comienza a regir el signo de Leo, que es tu opuesto, en algunos países. Los planetas Saturno, Neptuno y el planetoide Plutón están retrógrados. Te espera un fin de semana muy feliz ya que los problemas o preocupaciones de índole sentimental que pudieron haberte inquietado están quedando en el olvido y tu manera de enfocar ahora tu realidad es mucho más dinámica, positiva y entusiasta.

Salud
Si tus problemas de salud están relacionados con la digestión este fin de semana experimentarás resultados muy positivos. Lo principal es que asumas un estado mental adecuado ya que muchas afecciones corporales tienen su origen en el sistema nervioso.

Trabajo
Lo mejor que tiene este día es que independientemente del trabajo que tengas y las situaciones que surjan, tu estado de ánimo estará en el mejor de los tonos para ayudarte a enfrentar de forma positiva cualquier obstáculo y sacar adelante tus tareas.

Dinero y fortuna
Este es un ciclo afortunado así que aprovéchalo y sigue tus corazonadas, especialmente si te invitan a participar en algún concurso, competencia o actividad en la cual el azar esté imperando, Acuario.

¿Sabes cuál es tu PAREJA ideal segun el HORÓSCOPO?



El zodíaco es una de esas cosas que causan reacciones totalmente opuestas. Unos lo aman, otros lo odian, algunos creen ciegamente en él y otros se ríen cada vez que intentan leerlo en alguna revista. Sea cual sea tu reacción, no puedes negar que a todos nos produce un poco de curiosidad, más si se trata de tomarlo en cuenta a la hora de decidir algo tan importante cómo tu próxima relación. Sea que quieras tomar nuestro consejo o no creas para nada en el zodíaco, sigue leyendo, porque esta divertida lista saciará toda tu curiosidad.



1. Aries (21 de Marzo al 19 de Abril)

Los Aries son extremadamente independientes y aventureros, por lo que necesitan una pareja que les de su espacio.

Sal con…

Piscis o Cáncer. Los Cáncer son naturalmente giencantadores y se verán atraídos por tu gran energía. Por otro lado, los Piscis entienden a la perfección la importancia del espacio personal y la necesidades de tener tu tiempo a solas.

No salgas con…

Géminis o Leo. Los Géminis parecen una buena opción pero la verdad es que son demasiado posesivos para un Aries. Por otro lado, los Leo son demasiado intensos para los ya intensos Aries. Fuego con fuego no siempre acaba bien.


2. Tauro (20 de Abril al 20 de Mayo)

Los Tauro disfrutan de la simpleza y elegancia de las cosas importantes de la vida y son muy leales, por lo que necesitan una pareja dispuesta a comprometerse.

Sal con…

Tauro o Cáncer. Un Tauro con otro Tauro comprenderán a la perfección la importancia de los placeres estéticos y de la lealtad. Son básicamente almas gemelas. Los Cáncer son muy emocionales por lo que podrán conectarse contigo y satisfacerte en el plano emocional de forma idónea.

No salgas con…

Sagitario o Leo. Los Sagitario son demasiado autoritarios para la naturaleza relajada de un Tauro, no son compatibles. Por otro lado, los Leo son demasiado demandantes y terminarán aburriendo.


3. Géminis (21 de Mayo al 20 de Junio)

Los Géminis son románticos por naturaleza. Creen en el amor de verdad y en darle una segunda personalidad a todos.

Sal con…

Libra o Cáncer. Los Libra son una gran opción porque son muy independientes y disfrutan de lo intelectual, tal como los Géminis. Por otro lado, la sensibilidad de Cáncer le viene muy bien a los Géminis también.

No salgas con…

Virgo o Escorpión. Los Virgo son muy tranquilos y callados, pero esto suele ser demasiado para los inquisidores Géminis. Por otro lado, su naturaleza optimista y amorosa puede verse herida por lo intenso y, a veces oscuro, de los Escorpiones.


4. Cáncer (21 de Junio al 22 de Julio)

Los Cáncer son ambiciosos pero siempre son amables. Poseen una gran inteligencia emocional, por lo que necesitan una pareja que entienda esto.

Sal con…

Libra o Tauro. Los Libra son estables y le pueden dar un gran balance a los Cáncer, además de seguridad. Los Tauro poseen una inteligencia emocional similar, además de un sentido de lealtad inquebrantable.

No salgas con…

Virgo o Escorpión. Los Virgo son muy callados y en ocasiones también tímidos. Como los Cáncer también tienen un poco de esto, muchas palabras quedan sin decir. Los Escorpiones son demasiado intensos para el sensible Cáncer, por lo que esta opción tampoco es muy buena.


5. Leo (23 de Julio al 22 de Agosto)

Los Leo tienen un ego especial y les gusta ser adorados, aunque no hay nada de malo con esto. Sin embargo, necesitan una pareja que los ame de esta forma y que los aprecie.

Sal con…

Géminis o Escorpión. Los Géminis poseen un corazón sensible y siempre harán sentir amado a un Leo. Por otro lado, un Escorpión es una buena opción tomando en cuenta la intensidad y pasión de ambos signos.

No salgas con…

Acuario o Capricornio. Los Acuario son demasiado independientes y en algunas ocasiones cambiantes. Por lo demás, no desean vivir la vida preocupados de validar a alguien constantemente. Por otro lado, los Capricornio son más bien reservados y viven la vida según su propia estructura. Por ello no querrán adherirse a las estructuras que Leo les presente.


6. Virgo (23 de Agosto al 22 de Septiembre)

Los Virgo siempre piensan demasiado y aunque no lo demuestran, son vulnerables. Necesitan a alguien que pueda cuidar de ellos.

Sal con…

Libra o Capricornio. Los Libra son decididos y poco cambiantes, es por eso que puede darle mucha seguridad a un Virgo y contrarrestar su vulnerabilidad. Los Capricornio son calmados e igual de pensadores, por lo que puede desarrollar un rico mundo interior.


No salgas con…

Cáncer o Piscis. Los Cáncer son demasiado sensibles, igual que los Virgo por lo que no son una buena opción a la hora de generar una unión balanceada. Con los Piscis pasa algo similar.


7. Libra (23 de Septiembre al 22 de Octubre)

Los Libra saben lo que quieren y son decididos. Siempre logran sus metas. Necesitan una pareja que pueda vivir con ella la vida de esta forma y que no tenga miedo de comunicarse.


Sal con…

Sagitario o Leo. Los Sagitario son muy libres de espíritu, pero bajo la guía y la felicidad natural de Libra logran florecer de una manera inesperada. Los Leo también son una buena opción ya que aterrizan a los Libra mientras que los Libra le dan un equilibrio a su ego.


No salgas con…

Capricornio o Piscis. Los Capricornio son demasiado estructurados para la libertad de Libra, no son un buen complemento. Por otro lado, los Piscis son demasiado sensibles para Libra, quien pronto se siente impaciente con tanto sentimiento.


8. Escorpio (23 de Octubre al 21 de Noviembre)

Los Escorpio son muy emocionales y tienen un carácter profundo y complejo. Son intensos y necesitan una pareja que pueda vivir con esto.

Sal con…

Capricornio o Leo. Los Capricornio son suficientemente pacientes como para aprender a conocer y a amar a un complejo Escorpión. Por otro lado, los Leo son el único signo del zodíaco que los iguala en pasión y deseo.


No salgas con…

Escorpión o Géminis. Dos Escorpión juntos no es una buena idea, especialmente porque sería demasiado intenso, peligroso y posiblemente violento. Ambos intentarían siempre demostrar quién domina a quien. Por otro lado, un Géminis es demasiado romántico e inocente para la fuerza de Escorpión.



9. Sagitario (22 de Noviembre al 21 de Diciembre)

Los Sagitario son muy aventureros y casi nunca sienten miedo. Son el signo más libre y sin problemas del zodíaco y se llevarán mejor con alguien que comparta su personalidad.

Sal con…

Aries o Acuario. Los Aries son igual de sociables y aventureros que los Sagitario. Son una mezcla excelente que generará una relación feliz y libre de discusiones. Los Acuario también son aventureros, pero al ser un poco más calmados, le ayudará a Sagitario a aprender lecciones necesarias.

No salgas con…

Tauro o Virgo. Los Tauro necesitan mucha estabilidad, una estabilidad que a Sagitario no le importa tanto, porque prefiere la libertad. Por otro lado, Virgo es un poco inseguro y la inhabilidad de Sagitario de recordarle sus sentimientos una y otra vez genera una relación tortuosa.


10. Capricornio (22 de Diciembre al 19 de Enero)

Los Capricornio tienen metas claras y un sentido del humor increíble. Son más bien introvertidos y muy pacientes, por lo que buscarán a alguien que los comprenda y los quiera de esta forma.

Sal con…

Piscis o Virgo. Los Piscis son muy sensibles, pero la seguridad de Capricornio lo ayuda a estabilizarse al mismo tiempo que Piscis le entrega luz a su mundo. Los Virgo se parecen mucho a los Capricornio, en la estabilidad de sus emociones. Entre ellos no hay altos ni bajos, sino que un medio tranquilo y lleno de amor.

No salgas con…

Leo o Aries. Los Leo son demasiado impredecibles para los Capricornio, algo que lo llena de inseguridad. Por otro lado, los Aries son completamente opuestos a ellos y su necesidad de constante aventura y cambio cansa a Capricornio

.

11. Acuario (20 de Enero al 18 de Febrero)

Los Acuario siempre están moviéndose y progresando. Son muy creativos y siempre buscan la innovación. Adora su libertad por lo que necesita alguien que entienda este punto.

Sal con…

Libra o Géminis. Los Libra son muy flexibles y calzan a la perfección con la naturaleza de Acuario. Ambos son creativos y siempre se impulsan a ser mejores en estas áreas. Los Géminis tienen un gran encanto, al igual que los Acuario y usualmente son muy compatibles en la intimidad.

No salgas con…

Escorpión o Piscis. Los Escorpiones son demasiado celosos para salir con alguien tan libre como un Acuario. Ninguno de los dos estará dispuesto a ceder y el resultado será desastroso. Por otro lado, los Piscis son, para Acuario, un poco demandantes y requieren una seguridad especial. Sólo terminarán dañándose.


12. Piscis (19 de Febrero al 20 de Marzo)

Los Piscis son muy pensadores y sensibles. A muchos les parece difícil comprenderlos, pero la verdad es que sólo se necesita un poco de tiempo. Son muy creativos y un poco tímidos.

Sal con…

Cáncer o Capricornio. Los Cáncer viven con sensibilidad y compasión, igual que los Piscis, por lo que logran conectarse en un nivel emocional muy profundo. Por otro lado, la estabilidad y seguridad de Capricornio hace que Piscis se sienta seguro y amado.

No salgas con…


Géminis o Libra. Los Géminis son demasiado intensos para los Piscis, cuyo corazón puede ser dañado con facilidad. Por otro lado, Libra tampoco es una buena opción porque es demasiado lógico y poco sensible para el creativo y soñador Piscis.


Cuáles son los peores miedos para cada signo del zodiaco









El horóscopo te ayuda a saber cuáles son los miedos que suelen tener los diferentes signos del zodiaco. Así, podrás reflexionar sobre lo que te rodea, pero también te servirá para saber cómo ayudar a los de tu alrededor según el signo al que pertenezcan.

Miedos para cada signo del zodiaco:

 

 

Los Aries.

Este signo del zodiaco siempre aspira a la perfección en todos los aspectos de su vida. Son cabezotas y se lo curran mucho para alcanzar sus objetivos. Trabajan mucho y no les cuesta hacer esfuerzos para conseguir lo que quieren, por ello, los Aries suelen tener miedo al fracaso.



 

Los Tauro.


Si hay un signo que es más feliz teniendo estabilidad en su vida es un Tauro. A este signo le gusta llegar a sus objetivos y mantenerse en ellos. Por ese motivo, teme los cambios, ya que podrían poner en peligro esa tranquilidad vital a la que aspiran.




Los Géminis.

Aunque intenten ocultarlo, a los Géminis les cuesta mucho tomar decisiones. Siempre dudan mucho y tienen miedo de las repercusiones que podrían tener. Por ello, se puede decir que este signo de aire teme enfrentarse al futuro.





Los Cáncer.

Muchas de las personas que se identifican con este signo del zodiaco son sensibles y algo débiles. Cuando les critican, se lo llevan al terreno de lo personal, incluso si tan solo se refiere al trabajo desempeñado. Ante los comentarios, se sienten muy atacados.


Los Leo.

Uno de los principales miedos de los Leo es perder la independencia. Este signo necesita su espacio tanto físico como mental para dedicárselo a él mismo. Sabe que va a agobiarse mucho si acaban con su autonomía.
Los miedo de cada signo del zodiaco





Los Virgo.

Este signo es muy suyo y no hay cosa a la que tenga más miedo que a que le hieran. Siempre van de duros, pero son muy sentimentales por lo que no dejarán ver el daño que le han hecho hasta que esté completamente saturado por la situación.




Los Libra.

A este signo del zodiaco les da mucho miedo saber que pueden no contar con la aprobación de todo el mundo. Son de los que quieren caer bien a todos, y eso les suele causar algunos bajones.





Los Escorpio.

A veces los Escorpio pueden llegar a ser muy inseguros, pero tienden a culpar a agentes externos de esta forma de reaccionar. Ante el miedo de que no comprendan su forma de ser o de pensar, prefieren encerrarse en sí mismos.




 

 Los Sagitario.
 
Este signo siempre va de duro y de chulito. Es su estrategia para evitar mostrar cualquier debilidad. Tiene miedo a mostrar sus sentimientos por si los utilizan como punto flaco para atacarle.




Los Capricornio.

Este signo de tierra también suele temer confesar lo que siente, pero lo que más miedo le da es enamorarse. No quiere entregarse tanto a una persona porque siente que pierde el control de la situación, lo que no le hace sentirse cómodo.



Los Acuario.

Tienen miedo a no sentirse bien, a la enfermedad y a la debilidad. Suelen ser de ese tipo de personas que exageran mucho todos los dolores. Son de los que prefieren ser precavidos e ir al médico para que les vean antes de que sea tarde.



 

Los Piscis.

Este signo teme la soledad. Puede que por esa inseguridad que caracteriza a algunos de este signo del zodiaco, les da mucho miedo verse solos cuando necesitan el apoyo de alguien. Les gusta saber que están respaldados.








Plantas para llenar de suerte a nuestro hogar

La suerte ha sido definida como la combinación de circunstancias azarosas que llevan el bien o el mal a la vida de una persona. Si esta definición es correcta, entonces la suerte es impredecible. Algunos creen que el arquitecto del universo crea las situaciones en que se puede presentar buena o mala fortuna; otros piensan que confiar en su intuición les traerá buenos augurios, pero la mayoría de las personas afirman que el azar es el responsable de todo suceso positivo o negativo y que la suerte es puro cuento. 

  

Aquí te enumeramos algunas plantas y objetos que según las diferentes culturas y tradiciones, atraen la buena suerte y energía positiva

 

Plantas para llenar de suerte a nuestro hogar.


La vegetación transmite gran energía. Tal vez no tengamos a nuestra disposición un bosque, un parque o inclusive un jardín, pero basta con algunas plantas para llenar de alegría el lugar donde vivimos. Y qué mejor si viene acompañada de las bendiciones de la Diosa Fortuna para que nos vaya a las mil maravillas. O al menos podamos sortear los problemas con mejor ánimo.

Al llegar a una nueva casa o inaugurar un negocio, es ideal poner la planta conocida como Palo de Agua. Esta atrae las buenas oportunidades y ayuda a concretarlas. Y si ponemos sus semillas en tierra en muy poco tiempo tendremos un árbol de gran fuerza y encanto.

Nada más propicio para la riqueza económica que una maceta con Monedita. Haciendo honor a su nombre, antes de plantarla se debe enterrar algunas monedas y billetes (mientras más cantidad, mejor) concentrándonos en los objetivos financieros que queramos cumplir.

Si de amor se trata, el Helecho actúa como un sanador de las decepciones y evita que la soledad sea nuestra mala consejera. Así mismo, fortalece a las personas que han sufrido algún mal. Por eso hay que plantarlo en un lugar húmedo y de tenue luz.

El mejor antídoto contra la mala suerte es la Ruda. Mientras la tengamos cerca, podemos sentirnos a salvo de las malas influencias y enfermedades. Pero para que su poder funcione, debemos tener la pareja (hembra y macho), aunque alejadas entre sí para crear equilibrio energético, y darles la ración exacta de agua todos los días.


Objetos que protegen y traen suerte

 

La Calavera
Protege la casa de robos y envidias. No se debe tener miedo. Es muy importante rezarle y velarla, por lo menos una vez al mes.


Los Collares
Cargüelos de una sola vuelta. Depende el color para sentir su influencia. Verde, riqueza en dinero, Rojo, es amor. Amarillo, es pasión. Violeta, es fuerza espiritual. Azul, amplia libertad. Lance una invocación dirigida al universo y diga el deseo.




El Dinero
Como más dinero siempre llega. Nunca permita que su billetera o monedero se quede sin un centavo. Recuérdelo, también existe el rito de atraer dinero. Sobre una mesa redonda con un tapete o mantel verde, coloque un fajo de billetes bien ganados, acomode encima monedas muy antiguas en forma de cruz y vele ese dinero con cirios verdes. Pronto vera los resultados.



Los Elefantes
Así como su crin o pelo, suele atraer la buena suerte, sus replicas en cerámica, arcilla, porcelana, también llaman al dinero, se le coloca un billete enrollado donde deben ir sus colmillos, situándolos de espaldas a la puerta principal de la casa.



El Ekeko

Otros de los ancestrales y queridos amuletos de la buena suerte. Aunque se trata de un personaje autóctono, pero con dinero foráneo, lo cierto en que la fuerza energética nace del ande, un atuendo, tradición y personalidad optimista del hombre, la que contrasta con la equivocada semblanza del indio triste. Se le coloca en la parte principal de la casa, y se le debe hacer fumar, provisto de billetes que atraen mas billetes.



Las Fotografías
Traen una buena energia el tener las fotos de los seres queridos, pero vivos, porque si conservamos más fotos de fallecidos, no los dejaremos descansar, pareciendo que se estaría invocando su presencia.



La Herradura
Colocada en la puerta de la casa, protege contra los robos, usurpaciones o asaltos en el hogar.



Las Mesas
Toda mesa de madera siempre trae buena suerte, porque une a la familia. A mas grande y de buena calidad, el sino será mejor. Nunca use mesa de tres patas porque aleja las buenas energias.





La vida después de la muerte para Hindúes, Egipcios y Tibetanos

 




El ser humano a lo largo de la historia a considerado que la muerte es un paso al más allá. A su vez las distintas religiones mantienen la teoría que el mundo espiritual es tan real y palpable, como el mundo material. Por los testimonios, no por creencias o tradiciones, de personas que afirman haber muerto y regresado de manera conciente al útero materno, los yoguis tibetanos aseguran que los vivos proceden de los muertos. Las religiones occidentales tienen una concepción muy distinta de la muerte, consideran que la vida del más allá es espiritual y se sostiene eternamente, basada en las acciones que se han realizado en la vida terrenal. Por eso aquellos que llevaron una vida de codicia, de odio y de rencor serán relegados al mundo de las tinieblas, donde se liberarán de sus culpas, mientras que los que hayan llevado una vida justa y honrada, se ganarán el cielo.



CREENCIA EGIPCIA:

Para los egipcios el mundo del más allá, el mundo de los muertos, es como un desierto dividido por un extenso río que corre a lo largo de unos 30 kilómetros de tierra cultivable, muy similar al Valle del Nilo, lugar donde ellos vivían. Del mismo modo que el Egipto faraónico, el mundo inferior llamado Duat, comprendía doce regiones. Cada una de ellas se relaciona con una de las doce horas de la noche. Estas doce regiones estaban habitadas por una gran cantidad de dioses, espíritus y muertos ordinarios. Estaban separadas por portones, cuidados por serpientes alzadas sobre su cola, atentas y ocultas, para evitar ser sorprendidas por insólitos muertos.


Los egipcios representaban al alma con la forma de un pájaro que tenía la cara del muerto. Esta alma voladora dejaba momentáneamente el cuerpo privado de su vida. Luego, el alma pájaro, regresaba a visitar a los familiares, y se las veía en los jardines y los árboles que se encontraban a la orilla del río Nilo. Su existencia se debía a las atenciones materiales y a la piedad que les ofrecían los vivos, ya que esta alma, viajera y apta para la felicidad, debía ser nutrida y colmada de obsequios. Si los muertos eran olvidados por los vivos, se convertirían en Bennu, un pájaro de los estanques, que volvería a la casa terrenal para atemorizar a quienes debían haberlos alimentado.


CREENCIA HINDÚ:


Para los hindúes, luego de la muerte, el alma pasa de la forma temporal al plano astral, para luego formar parte de otro cuerpo que puede corresponder a un ser humano, un animal, un insecto o inclusive una planta. El karma de cada uno determinará el cuerpo en el que se materializará el alma. Las acciones, buenas o malas, que se han realizado durante nuestra vida, determinará el karma de cada uno. Por eso si durante la vida se ha seguido por el camino del mal, el alma se reencarnará, como castigo, en un ser inferior, mientras que si se ha seguido una vida virtuosa, el alma, se reencarnará en un ser noble y perfeccionado. Según los hinduistas, las almas se reencarnarán tantas veces como sea necesario, hasta liberarse por completo del karma, y así perder el interés por la vida corporal. Luego el alma se disolverá en el Nirvana o se ligará con el Brahma.
También esta religión, sostiene que llegará un día en que el hombre no existirá más en la tierra, como cuando en un tiempo remoto no existía en el planeta.
Así como el hombre fue evolucionado, desde las formas más primitivas, como las plantas y los peces, llegará un día en el que se convertirá en un súper hombre, un ser superior. El ser humano se encuentra influenciado por las fuerzas cósmicas, y está en plena etapa de evolución. Las fuerzas cósmicas cambiarán la naturaleza actual del hombre, y de esa alma que surgió en un principio, no quedará nada humano.


CREENCIA DE LOS LAMAS TIBETANOS:


Los tibetanos llaman Bardo al estado después de la muerte de las personas. Éstas, después de la muerte, se hallan en un estado de trance, que dura aproximadamente tres o cuatro días, durante este tiempo, se separa el cuerpo del plano humano. Esta etapa es el primer Bardo, que es llamado Chikkai Bardo o estado transitorio del período del fallecimiento, es acá donde aparece la Clara Luz, que es percibida por el alma en forma kármica, sin capaz de reconocerla aún. El período donde el alma empieza a percibir y reconocer su nuevo entorno, es el segundo Bardo, llamado Chönyid Bardo o Estado transitorio de la realidad. El último Bardo se llama Sidpai Bardo o Estado transitorio del renacimiento, que finaliza cuando renace en el mundo humano, en algún otro mundo o en uno de los reinos paradisíacos celestiales, el principio de la conciencia.



La gran doctrina de liberación por medio de la visión y la audición se llama Bardo Thödol, que es el estado sugestivo y típico de todas las experiencias después de la muerte. El ser un humano fallecido, pasa a ser el único observador de un asombroso panorama de las visiones alucinatorias. El muerto, si no es un iniciado, cree que todavía tiene un cuerpo de carne y sangre. A partir del momento que entiende que ya, no tiene ese cuerpo, comienza desesperadamente a desear tener uno y a buscarlo, entra en el estado del renacimiento, cuando el incorpóreo, se convierta en carne. Los únicos que pasan directamente al paraíso o se reencarnan en este mundo de manera conciente y con una continuidad ininterrumpida, sin sufrir las alucinaciones de los Bardos, son los yoguis más iluminados.


Afirmaciones de los que pasaron el umbral:

 

Son muchos los que luego de haber entrado en una muerte clínica, han descubierto el límite espiritual de la vida y la muerte. La mayoría son estudiados por psicólogos y científicos que confirman esos testimonios. Uno de los casos cuenta, que un joven después de haber entrado en un estado de muerte clínica, debido a una insuficiencia renal y mientras los médicos luchaban por reanimarlo, se vio en un instante, parado y moviéndose rápidamente dentro de un espacio oscuro, que no tenía paredes, pero se parecía a un túnel. Cuenta que a pesar de no saber donde iba, ni para qué, sentía que algo importante lo esperaba al final, por eso deseaba llegar. Una vez en el final, ese lugar estaba lleno de luz, y había un hombre muy alto de cabellos rubios, vestido de blanco y que irradiaba, silenciosamente, una sensación de paz y amor.


El camino hacia el más allá:

 

Los estudios han demostrado que, en el estado de muerte clínica, las experiencias vividas en el otro mundo pasan por distintas etapas. En un primer momento el hombre no se da cuenta de manera inmediata que ha muerto, se da cuenta de esto, recién cuando ve su propio cuerpo tendiendo sin vida bajo de sí y cuando no puede comunicarse con el mundo material, al cual pertenecía minutos antes. Es este el momento justo en que entiende que su alma, ha dejado el cuerpo.
El reconocimiento de su doble, muchas veces, no es inmediato y el alma se resiste a creer que ya pasó al plano astral. Cuando la muerte es instantánea, como en el caso de los accidentes, la separación del cuerpo es súbita. Esta experiencia de falta de comunicación y de doble visión, hacen que el alma entre en un estado de duda, no sabe si esta viviendo un sueño o esta observando la realidad.
Las personas que han pasado por una muerte clínica temporal, han asegurado que todas y cada una de sus capacidades mentales y de sus sentidos, se han conservado intactas. Algunos, inclusive manifestaron que su oído y su vista se agudizaron, que han recordado momentos perdidos, ya que la mente se aclara, y es mucho mas nítido el pensamiento. Otras habiendo perdido sus facultades, sienten que las han recuperado. Hay testimonios de personas ciegas, que aseguran haber visto o a sordos haber oído, durante la muerte clínica. Estos sentidos se vuelven a perder una vez que se recupera el cuerpo. Los datos recopilados por los médicos que han reanimado a estas personas fueron de gran utilidad para los médicos psiquiatras y para los que se encargan de estudiar los procesos químicos-eléctricos del cerebro.





Si bien normalmente la muerte es producto de la enfermedad, del sufrimiento y la agonía, cuando el alma abandona el cuerpo, ya no siente dolor, ni ahogos, percibe pensamientos claros y sus sentidos están calmos. El espíritu se prepara para iniciar una nueva existencia, y se despide de su vida terrenal y de su forma material. Como se mantienen intactos sus sentimientos terrenales, lo único que preocupa es el amor por aquellas personas que se conocieron en vida. La personalidad del individuo llegará al nuevo mundo tal cual salió del viejo, ya que no se producen cambios importantes. El pasaje al mundo espiritual ha sido descrito por las personas que regresaron, como un espacio oscuro, parecido a un túnel. En el final de ese túnel se encuentra un lugar lleno de luz, la luz supraterrenal. Todas las descripciones de las personas que han pasado por estas experiencias, concuerdan con la sensación de pasar por un túnel y por una hermosa conmoción, cuando se alcanza la luz final. Resulta también muy difícil explicar la espectacularidad de esa luz, ya que no es igual a otra y no genera sombras.

A su vez esa luz es considerada como un ángel o como el mismo Jesucristo, por las personas piadosas o creyentes. La comunicación desde esa luz se hace a través del pensamiento, sin emitir palabra alguna.
Si bien la luz concede todo, realiza una especie de demanda hacia el alma, para recordar lo realizado en vida. Por eso las imágenes de las acciones realizadas en la vida terrenal, desde la más tierna infancia, reviviendo y revalorizando toda la existencia sobre la tierra, pasan por delante de los ojos del hombre. Todo esto demuestra porque las personas que pasaron por esta experiencia y han regresado, cambiaron radicalmente sus actitudes frente a las otras personas. Durante esta experiencia, el hombre puede juzgarse a sí mismo, viéndose tal cual es, ya que revé todos sus actos. Aquellas personas que durante su vida hayan hecho actos de maldad y de egoísmo, serán reprendidos por su propia conciencia, sentirán en su propia carne el dolor que han causado y será el principio de su tormento.